...Mi vieja mula ya no es lo que era...

domingo, 15 de noviembre de 2009

i'll do what I want, but i can't hide...


Tengo bastantes cicatrices en la piel, de distintos tamaños, texturas y formas...algunas de ellas son tan viejas que vagamente recuerdo el porqué están ahí, otras son tan notorias que el estar constantemente explicándole a los demás cómo aparecieron hace que lo recuerde como si fuera ayer. A lo mejor es extraño pero a mi me gustan, ridículamente podría decir que cada una de mis cicatrices simbolizan "una herida que ha sanado".

Hoy me reconocí algunas heridas no tangibles, de esas que están por dentro y se supone que sientes. Unas muy viejas y otras recientes, pero ni una ha sanado, se exactamente desde cuando y porqué están ahí y el solo recordarlo me revolven el estomago. Me cuesta reconocer el hecho de que ya no puedo ignorarlas, ya no puedo suprimir ese sentimiento asqueroso que me hace tan mariconamente frágil, -o humana si quieres-. Tampoco tengo las milagrosas capacidades de mi piel para hacer que las heridas cicatricen. Simplemente se me fue de las manos la capacidad de respirar tranquilamente con ellas y me frustra sobremanera. También me duele. Y me duele bastante.


mecagoenlaputaunaymilveces. ><

1 comentario:

LAGARTO dijo...

cada herida, dcada cicatriz es pruba que hemos superado lago lo malo son aquellas que no se notan las internas que muchas veces no cicatrizan nunca.